Anónimo
Sur Andino, Siglo XIX
Plata
16 x 57 x 46 cm

Confundidas con elementos de uso eclesiástico, las veneras fueron erróneamente vistas por generaciones como pilas bautismales.  Las veneras tuvieron un uso doméstico, como elemento de resguardo de diversos objetos de adorno personal de las damas de sociedad, usualmente colocadas sobre las cómodas.